Ir al contenido principal

Estilos de liderazgo


En una empresa puede haber varios estilos de liderazgo pero solo el más efectivo será el que mejore resultados en la empresa. Una empresa puede liderar  en el mercado o con sus empleados pero normalmente el estilo de liderazgo en la empresa es el mismo en el mercado que dentro de la empresa.

Es raro que una empresa trate muy bien a los clientes y luego trate mal a sus empleados y viceversa, se suele extender un poco el estilo de liderazgo en la empresa de dentro a fuera o de fuera a dentro.

Por Domenec Benaiges Fusté

Liderazgo de robot

Este estilo de liderazgo se da cuando una empresa solo piensa en números, productividad… Dejando completamente de lado el factor humano. Grave error que puede costarle millones e incluso la ruina a la propia empresa. Este estilo de liderazgo lo tienenempresas de telefonía que amparándose en su monopolio y actitud ventajosa les da igual tratar mal a los clientes porque mantienen un estilo de liderazgo de robot, es decir, solo piensan en que están recibiendo beneficios y qué eso es lo único que importa.

Con total seguridad te puedo decir que esas empresas terminarán mal o arruinadas porque no saben anticiparse a lo que vendrá y olvidan completamente el factor humano. Te voy a poner un ejemplo rápido. Estas empresas solo luchan por la tiranía y por imponer su modelo. Así que llevan años poniendo precios caros a mensajes de texto, ahora salen servicios como “Whatsup” gratis que permiten mandar mensajes gratis mientras las compañías cobra hasta 0,15 céntimos por mensaje. Con lo cuál ese es un nicho que han perdido completamente por no saber escuchar y por mantener un estilo de liderazgo obsoleto.

Tal es su demencia que han llegado al punto de pedir cosas absurdas como que el todopoderoso Google les pague así por que sí.

Algo debes tener claro, NO convives con robots, convives con humanos y por lo tanto jamás tienes que tener un estilo de liderazgo basado en número porque el factor humano es lo único que te dirá si esos números cuadrarán en un futuro o te quedarás arruinado.

Si bien es cierto que hay que tener este tipo de estilos de liderazgo en la empresa debes combinarlo con otros porque solamente por si solo, a la larga te traerá problemas, fuga de clientes, descontento de empleados, fuga de información, mala publicidad e inclusive la bancarrota.

Este estilo de liderazgo debes combinarlo con otros.

Liderazgo de compañerismo

Este es uno de los estilos de liderazgo en la empresa que atiende solamente a tus relaciones con otras empresas y con tus empleados. Las empresas tienen la mala costumbre de pensar que la otra empresa es la enemiga a la que hay que evaporar y destruir. Esto es absurdo y no tiene porque ser así. Te voy a ofrecer un gran ejemplo de humildad que vi cuando viajé a la república dominicana.

Estaba tomando un zumo en una ciudad cuando el chico que iba conmigo preguntó: ¿”Por qué no vendéis cafés?” y respondió: “¿Porque eso es lo que hacen los de allá enfrente. Si nosotros empezamos a vender café de que vivirían ellos?”.

¡OH vaya! Una empresa puede tener más objetivos que el puramente económico. ¿Increíble verdad?

Una empresa debe ir a ganar dinero porque ese es su objetivo pero lo que no puede hacer es venderse, usar estratagemas e ir a “todo o nada”. Llevar una actitud de colaboración y compañerismo con las demás empresas llevará a la tuya mucho más lejos. Los intercambios comerciales son imprescindibles y pueden evitarte la quiebra, no lo olvides.

Respecto a los empleados es importantísimo fomentar el compañerismo entre ellos. Así se compenetrarán mejor y trabajaran más a gusto y motivados. Lo peor que puedes hacer en una empresa es obviar el compañerismo y no fomentarlo porque así es como a lo tonto surge el moving y problemas entre los empleados que solo hacen que perjudicar a tuempresa.

Una empresa debe ser como una gran familia, eso no solo ayuda a que todo el mundo esté mejor sino que termina beneficiando mucho a tu empresa.

Liderazgo humano

Este tipo de liderazgo humano es el que estilan las empresas que marcan la historia y un antes y un después pero sin embargo es un estilo de liderazgo que pocos quieren implementar porque antes les ciegan las ganas de sed y poder. ¿Quieres tener una empresa que gane dinero a costa de arruinar a otros? ¿O quieres tener una empresa que ayude y haga las cosas bien?

Solo las personas realmente inteligentes son capaces de entender que haciendo las cosas bien supera con creces los beneficios de chimpancé rápido que puedes hacer con métodos menos éticos y rastreros.

Convivimos con seres humanos así que debemos tratar a los empleados como seres humanos. Hacer que tus empleados hagan horas extras sin pagarles cuando tienes dinero de sobra, explotarles, pedirles más de lo que pueden dar. Engañar con tus productos… Todas estas cosas no solo son cosas que a la larga terminarán hundiéndote (porque es lo que pasará) sino que te volverá una persona más miserable.

Hace unos días salió la presidenta de Argentina diciendo que en el año 2001 hubo hasta 5 presidentes en Argentina, revoluciones fuertes con muertes porque quisieron hacer pagar su crisis económica a los débiles. Porque olvidaron tener un liderazgo humano. Esto es precisamente lo que está pasando en Europa, se olvidaron de liderazgo humano y esto, más tarde o temprano, terminará pasando factura.

Para que una empresa triunfe y llegue lejos, con buen karma y sin problemas tienes que tener un equilibrio entre los 3 tipos de liderazgo que te he presentado. Los números tienen que cuadrar, pero no a cualquier precio. Se puede tener una empresa productiva, que de mucho dinero, dónde tus empleados se sientan orgullosos de trabajar contigo y tanto tus clientes, empleados como competencia esté agradecido de tu buen comportamiento.

A la hora de aplicar los estilos de liderazgo en la empresa recuerda que debes tener siempre un equilibrio, mezclar los tres. Si eres demasiado “humano” se pueden terminar aprovechando de ti y dándote gato por liebre. Pero si eres demasiado robótico que solo piensas en el poder y los beneficios puedes terminar en la cárcel por corrupción, siendo odiado por todos… ¿Vale la pena arriesgar todo por lo que has luchado por un mal liderazgo? ¡NO! Debes aprender a liderar correctamente para sacar tu empresa adelante y llevarla lo más lejos posible.

Comentarios

Entradas populares de este blog

37 frases de negocios – frases motivadoras

A continuación les presentamos una recopilación de bellos carteles de motivación, estos carteles contienen frases motivadoras de negocios.
Como observará todos los carteles están muy ilustrativos, como emprendedor le ruego que escoja los que consideran son los mejores, los imprima y los pegue en algún lugar visible de su casa. Recuerde que la motivación es una parte muy importante en la vida diaria de un emprendedor.























El error empresarial más grande del siglo | Caso Netflix

En este vídeo abordamos el caso Netflix, la historia de como un informático revolucionó el mundo del contenido audiovisual. Como buen emprendedor Reed Hastings pasó por muchas turbulencias, pero su persistencia fue recompensada tras derrotar a uno de sus mayores competidores "Blockbuster".

Cada Cosa en su Lugar, Todo Tiene su Tiempo

Cada cosa en su justo lugar, dale tiempo al tiempo”. Dice una conocida canción de Fito Páez. Pero continúa “Cuidado con lo que quieres, porque algún día lo podes conseguir. No se trata sólo de tu voluntad, dale tiempo al tiempo

Con unas frases tan simples y bonitas nos explica muchas cosas. Cuantas veces nos ponemos ansiosos y hasta nerviosos porque las cosas no suceden como esperábamos y eso que queremos parece estar tan lejos. Pero es cierto, todo tiene su tiempo y, más allá de nuestro esfuerzo, tenemos que saber esperar.

La importancia de los procesos
Todo en la vida se rige por procesos, pero como actualmente vivimos en un mundo donde todo es instantáneo - con un simple click puedes hacer muchas cosas, deliverys en minutos, microondas, etc. - pensamos que la vida será igual, pero no, cada cosa tiene su lugar, todo tiene su tiempo.

Miremos el ejemplo de la siembra y la cosecha, recordando que este es el principio fundamental de la vida: Todo lo que siembras – bueno o malo – lo va…